Los autónomos y pymes podrán reclamar las cláusulas suelo

Los autónomos y pymes podrán reclamar las cláusulas suelo

Ahorros_Sepia

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, en su reciente sentencia 168/2020, fija nueva jurisprudencia acerca de la reclamación de cláusulas suelo por parte de pymes y autónomos, abriéndoles así la puerta de manera indubitada a que puedan reclamar la devolución de las cantidades pagadas de más como consecuencia de la imposición de la cláusula suelo en sus préstamos hipotecarios.

En la precitada sentencia, el Alto Tribunal ha dado la razón al cliente, un taxista autónomo, que había solicitado un préstamo al banco para la adquisición de una licencia municipal de auto-taxi de Madrid. Se trataba de un préstamo con garantía hipotecaria a interés variable, con una limitación a la variabilidad del tipo de interés (suelo) del 6,50%.

La Ley de Condiciones Generales de la Contratación reconoce en su exposición de motivos que existen igualmente situaciones de abuso cuando los contratos se firman entre empresas. Pero hasta la fecha, las cláusulas abusivas tenían su ámbito propio en la relación con los consumidores, dificultando enormemente a autónomos, empresas y profesionales poder reclamar este tipo de  cláusulas impuestas en sus préstamos a causa de la imposibilidad de poder aplicarles la legislación propia de los consumidores sobre las cláusulas abusivas en los contratos.

Pero recientemente, en su sentencia 168/2020, el Tribunal Supremo ha dejado claro que también los no consumidores, es decir, los autónomos, profesionales o empresarios, pueden reclamar la devolución de las cantidades pagadas de más como consecuencia de la imposición de la cláusula suelo en sus préstamos hipotecarios. 

En estos casos, la defensa debe orientarse al argumento que finalmente ha acogido el Tribunal Supremo: el control de incorporación, que significa que no basta que dicha cláusula esté en el contrato y que pueda ser comprensible gramaticalmente, sino también su  posibilidad real de conocimiento. Establece que si la entidad no entregó la Ficha de Información Personalizada (FIPER, antigua Oferta Vinculante), ni el Notario consignó expresamente la advertencia de su existencia en la escritura, el cliente no tuvo la oportunidad real de conocer que el préstamo estaba sujeto a una limitación de la variabilidad del tipo de interés.

Por lo tanto, el Alto Tribunal determina que para que una condición general de la contratación supere dicho control de incorporación, debe tratarse de una cláusula con una redacción clara, concreta y sencilla, que permita una comprensión gramatical normal y que dé la oportunidad real de conocer al tiempo de la celebración del contrato, con independencia de si se trata de un contrato de préstamo celebrado con un consumidor o bien, un profesional, pyme o autónomo. De lo contrario, se entenderá que la cláusula no supera dicho control de incorporación y será nula.

De esta forma, este nuevo pronunciamiento del Tribunal Supremo permitirá a pymes, profesionales y autónomos reclamar la cláusula suelo de sus préstamos hipotecarios, cuando estos tengan impuestas clausulas suelos abusivas que no hayan superado con éxito el control de incorporación.

Resaltar además que la acción de nulidad de una cláusula suelo también resultaría posible respecto de préstamos totalmente amortizados y vencidos ya que dicha acción contra una cláusula nula resulta imprescriptible.

#defensaautonomosypymes #clausulasuelo

Barrasa Abogados

me gusta